El desmán ibérico

Inicio » 2013 » febrero

Monthly Archives: febrero 2013

Anuncios

Iconografía desmanera: los primeros desmanes

Salvo honrosas excepciones, la ciencia siempre se ha hecho en otra parte. Lejos. Ya lo decía uno de Bilbao: ¡Que inventen ellos! Y así, mientras la Europa de la ciencia, la del norte, conoce a los desmanes hace rato, aquí, en la Europa del sur, la de don literario, nos enteramos anteayer que el desmán ruso tenía un primo pequeño. En algún rincón de Altamira o de Ekain seguro que estuvo dibujado, pero desgraciadamente hubo que reutilizar esa pared de la cueva. Bisontes y caballos. Era lo que se llevaba entonces.

Recogemos aquí una serie de ilustraciones que evidencia la admiración que han despertado los desmanes en los industriosos naturalistas que en los últimos siglos se han preocupado por componer una fauna tras otra, ordenando y desordenando clases, ordenes… El desmán siempre fue un bicho raro digno de ser dibujado. Las palabras son importantes, pero son las imágenes las que nos impresionan.

En primer lugar el desmán de Clusius. Nada menos que de una publicación de 1605. De cuando la ciencia se escribía en latín. Tiene este primer dibujo el aire de aquellos monstruos del medievo que acechaban allí donde acababan los mares.

El desmán de Clusius_1605_Mus aquaticus_500

Clusius en el Exoticorum describió especies raras que llegaban de “nuevos mundos” recién explorados. Conocía ya el Mus aquaticus “local”, la rata de agua, y muy semejante a ésta debió parecerle el desmán ya que bastó con un segundo “apellido” para distinguirle: Mus aquaticus exoticus.

La rata de agua con la que Clusius estaba familiarizado, Mus aquaticus (hoy Arvicola), aparece como tal en las obras de Belon, en 1553, y Gessner, en 1560. Clusius tuvo buen ojo y supo ver dos especies distintas, probablemente porque tuvo en sus manos ejemplares de ambas. 150 Años más tarde, los naturalistas del XVIII no anduvieron tan finos y al trabajar de oídas hicieron del desmán y la almizclera (Ondatra zibethicus) una única especie.

Las ratas de agua del XVI, gordas y feroces, merecen también nuestra atención. Primero la de Belon

Mus aquaticus Pierre Belon Petri Bellonii Cenomani 500

y aquí la de Gessner

Mus aquatilis Conrad Gessner 500

30 Años después del Exoticorum de ClusiusAldrovandi cambia de apellido al desmán, aquatilis le llama, sigue viéndole cara de ratón y nos obsequia con una copia un tanto naíf de la imagen de Clusius.

Mus aquatilis Aldrovandi 500

En 1657 Jonston incluye en su historia natural un dibujo de Mus aquaticus muy semejante al de Clusius. Comparte aquí lámina con civetas y zarigüeyas. Algo tendrá que ver el almizcle en esta composición.

El mus aquaticus de Jonston_EL BUENO_redu_500

El nombre (Mus aquaticus) es ya para el desmán. Jonston incluye a la rata de agua en su obra, pero a ésta solo le acompaña su nombre vulgar, “Nulmaus”.

Nulmaus Jonston 500

Cien años pasan y Gmelin, en 1758, nos ofrece por fin una ilustración que empieza a hacerle justicia (más o menos). Eso sí sigue siendo Mus aquaticus.

El desmán de Gmelin Mus aquaticus 1760_500_BN

Al tiempo, Buffon, en 1763, quiere tener también un desmán ilustrando su obra, pero aunque su dibujante tenía claro lo de la cola aplanada se lía con las proporciones. La lámina completa merece enlace aparte. También se publicó coloreada.

El desmán en BN_MEJOR_redu_500

El desmán “obeso” de Buffon tuvo muchas versiones. La que se muestra a continuación comparte lámina con la rata almizclera. Se ayudó el autor de estos dibujos para hacer ver las diferencias que existen entre esas dos especies. Ambas llegaron a incluirse en el genero Castor (C. moschatus y C. zibethicus) e incluso algún autor interpretaba que eran una sola. 

El desmán de Buffon en color_redu_DEFI_500

El orden lo pone un berlinés, Peter Simon Palllas, en 1781. Sus expediciones rusas y su meticulosidad quedan reflejadas en los dibujos que ilustran su trabajo. Como ya hemos comentado, la clasificación del desmán estaba pasando por un momento confuso. Brisson, Klein, incluso Linné, seguían viéndole cara de ratón y tan pronto le confundían con la rata almizclera como le colocaban en los géneros MusCastor o Glis. Menos mal que Pallas estaba allí, en Rusia quiero decir. Seguramente pudo manejar abundante material y cayó en la cuenta de que este animal era una musaraña. Gorda, muy gorda, pero una musaraña. Sorex moschatus le llamó.

El desmán de Pallas 1781 Soex moschatus_500_BN

El desmán de Pallas 02_1781_Sorex moschatus_500_BN

Curiosamente, Pallas muere en 1811, poco antes de cumplir los 70, el mismo año en el que Geoffroy da a conocer al desmán pirenaico. Mejor que fuera así, de haberse enterado no nos cabe duda de que le hubiera quedado la sensación de marcharse con la labor a medio hacer.

Acabamos el siglo XVIII haciendo referencia al extraordinario atlas de mamíferos que nos ofrece Schreber. En esta obra no podía faltar el desmán. A pesar de que se desarrolló entre 1774 y 1846 solo cuenta con la ilustración del ruso, de la que aparecieron dos versiones en distintas ediciones. La primera imagen es de 1778 y está inspirada en un dibujo de Pallas (así lo apunta el autor), no en el de 1781, claro. Se supone que Pallas publicó otros dibujos antes de esa fecha o se llevaba bien con su paisano alemán y le explicó como era un desmán. Sea como fuere, el parecido entre la imagen de Pallas de 1781 y estas de Schreber es más que evidente.

El desmán de Schreber 1774_1846_COPIA_02_redu_500

El desmán de Schreber 1774_1846_COPIA_01_redu_500

Fuentes:

Belon, P., 1553. De aquatilibus, libri duo.

Gessner, C., 1560. Nomenclator aquatilium animantium. Icones animalium aquatilium in mari & dulcibus aquis.

Clusius, C., 1605. Exoticorum Libri Decem, p. 375.

Aldrovandi, U., 1637. De Quadrupedibus Digitatis Viviparis, 3, p. 447.

Jonstonus, J., 1657. Historiae Naturalis de Quadrupedibus Libri. p. 117.

Gmelin, J.G., 1758. Mus aquaticus exoticus. Novi Commentarii Academiae Scientiarum Imperialis Petropolitanae, 4: 383-388.

Buffon, G.L.L., 1763. Histoire naturelle générale et particulière: avec la description du Cabinet du Roy, 10, p. 1.

Pallas, P.S., 1785. Sorices aliqvot illvstrati. Acta Academiae Scientiarum Imperialis Petropolitanae 1781 (2): 314-348.

Schreber, J.Ch.D., 1778. Die Säugthiere in Abbildungen nach der Natur, mit Beschreibungen. Dritter theil.

Anuncios

El desmán de Trutat

A Eugène Trutat y a Maurice Gourdon les unía la exploración de los Pirineos, los glaciares, la fotografía y el desmán. El primero reconoce al segundo como su más importante proveedor, pero de la lectura del trabajo de Trutat se desprende que Gourdon solo actuaba como intermediario. Probablemente ninguno llegó a ver un desmán en su medio y así, dando rienda suelta a su imaginación, Trutat escribe:

Les marais & les prairies inondées de Juzet semblent être le coin préféré du Desman : il trouve là des eaux tranquilles, & continuellement renouvelées, des insectes en abondance. Lorsque les eaux du torrent voisin, la Pique, ne sont pas trop fortes, il peut se lancer à la poursuite des jeunes truites, sa nourriture de prédilection. 

En été l’espèce pyrénéenne chasse surtout à terre, dans les prairies principalement, & si elle se trouve éloignée de son terrier lorsque le jour arrive, elle se cache dans les touffes d’herbes, sous les meulons lie foin, où l’on peut aller la prendre.

Poco importa, a estas alturas, que no conozcamos el nombre del que se mojaba los pies. De la relación de estos dos entusiastas pirineístas nos ha quedado un estudio en el que destacan, entre otras cosas, las imágenes. Las primeras fotografías de un desmán ¡Y son del XIX!

Galemys pyrenaicus Myogalea pyrenaica desman Pirineos Pyrenees Eugene Trutat heads 500

Todo un lujo también los dibujos de Gourdon a partir de las fotografías de Trutat.

Galemys pyrenaicus Myogalea pyrenaica desman Pirineos Pyrenees Eugene Trutat skulls 500

Del natural (mente disecado) Baylac dibuja su desmán para Trutat.

Galemys pyrenaicus Myogalea pyrenaica desman Pirineos Pyrenees Eugene Trutat 500

 

Las caras del desmán

A veces gusta ponerle cara a los nombres que tantas veces hemos repetido. Dos de un lado y dos de otro. Gente de fundamento.

Galemys pyrenaicus Graells Cabrera Trutat Geoffroy Saint Hilaire Pirineos Pyrenees 500

Galemys pyrenaicus, un bicho doblemente raro

Lo dice el Programa Edge of Existence que, combinando la singularidad evolutiva y el riesgo de desaparecer, ha ordenado a las especies de mamíferos que aún nos quedan. Aquí está la lista y aquí el artículo donde explican la metodología utilizada para realizar los cálculos.

Un bicho raro

Raro por escaso y raro por ser una “solución evolutiva” poco común, el desmán aparece en la lista en el puesto 213. No está nada mal cuando compites con 5.421 especies. Entre nuestra fauna superan al desmán en el ranking tres rorcuales, la ballena vasca, el cachalote, la foca monje y entre las terrestres únicamente el lince ibérico. Podemos tomárnoslo como un divertimento o como una referencia a tener en cuenta. Lleva el aval de The Zoological Society of London.

Galemys pyrenaicus desman iberico Pirineos Pyrenees program edge existence 500

Como curiosidad final señalar que el número uno lo comparten tres especies de equidnas de hocico largo (gen. Zaglossus).

Les collectionneurs

Colección_2

1984, Walter Poduschka (Chairman of IUCN/SSC’s Insectivore Specialist Group) y Bernard Richard, especialista en desmanes, visitan España. Están en Madrid para asistir a una reunión de la Species Survival Commission. Recorren el Sistema Central (sierras de Guadarrama, de Gredos, de Ávila y de la Peña de Francia). Lo que ven les gusta muy poco: degradación del hábitat, visones americanos y ¡coleccionistas! Dos años más tarde escribirán los siguientes párrafos en la revista Oryx:

We saw more than 70 dried skins in the laboratory of a Madrid University professor, who does not work on this animal. Officially the desman is a legally protected species. However these 70 desmans were caught in recent years mostly in the Sierra de Guadarrama, but we were told that there are not many left. In this sierra, mink are now abundant and certainly took their toll too, at least by prey competition, but very probably by real persecution.

Piling stacks of dried skins or skulls in private collections or accumulating such material in university laboratories in the hope that some day somebody will work on his cemetery or will pay for it is nor sensible,…

Summarizing, we are forced to state that the Pyrenean desman is threatened by habitat degradation and mink as well as by the neglect of local scientists on the Iberian peninsula.

…the desman merits our greatest attention and there may also be other aspects of its biology that deserve attention, which up to now have not even aroused the concern of the Iberian experts. Let us hope that very soon some young and dedicated colleagues will be allowed to show more concern.

– Duras palabras. Así va a ser difícil hacer amigos en España – pensó Bernard en su despacho del Laboratoire Souterrain de Moulis. De repente le surgió una duda: ¿Estarán aún allí? Sin pensárselo dos veces pidió las llaves al conserje y entró en el almacén. No tardó mucho en encontrarlos. Voilà!  Ante sus ojos, ocupando varias estanterías, se alineaban grandes tarros de cristal en los que flotaban los cadáveres de los cientos de desmanes que habían sido sacrificados por Antoine Peyre 30 años atrás. Él mismo había contribuido años después a llenar algún que otro tarro. Eso sí, por el bien de la ciencia. Este almacén no era un cementerio, no. Un templo, si acaso.

Nous nous sommes donc efforcé de capturer le plus grand nombre d ‘individus, surtout des femelles gestantes. Pour Galemys, la mortalité à la capture est voisine de 50 %. Sur 659 individus capturés nous avons eu 279 femelles dont 116 vivantes (soit 42 %). Parmis ces 279 femelles, 59 femelles gestantes ont été capturées dont 31 vivantes et porteuses d’embryons en excellents états. 

Nous avons essayé d’obtenir la parturition en captivité à partir de femelles en gestation avancée. Malheureusement ces femelles n’étaient pas en état de supporter la captivité à leur arrivée au laboratoire; elles ont été utilisées soit pour les cultures soit pour l’embryologie.

Extraído de:  Peyre, A. 1962. Recherches sur l’intersexualité spécifique chez Galemys pyrenaicus G. (Mammifère Insectivore). Archives de Biologie, 73:1-174.

Dans le mème Sour, pendant un an, nous n’ayons pris que 31 individus dont 17 mâles et 14 femelles; 5 femelles et 5 mâles sont morts, soit à la capture, soit le plus souvent lors des essais d’élevage que nous avons tentés au Laboratoire. Les 21 individus restants ont été bagués et relâchés dans le même torrent, soit au lieu même de la capture, soit en un endroit différent, parfois éloigné jusqu’à 1500 m. Vingt-deux reprises ont été effectuées, 7 mâles et 15 femelles.

Extraído de: Richard, B., Vallette-Viallard, A., 1969. Le Desman des Pyrénées (Galemys pyrenaicus): Premieres notes sur sa biologie. La Terre et la Vie, 3:225-245.

El desmán en la prensa. La divulgación, tarea pendiente

Las heces del mejillón de río estabilizan los cauces de modo que sobre la vegetación que allí nace puede el desmán absorber caracolas por la trompa.

Esta frase absurda y fantasiosa no ha sido extraída de un tratado de criptozoología medieval. Resume el conocimiento que brinda a sus lectores la edición del 10 de julio de 2011 de La Voz de Galicia. Lo extraigo de la entrevista que sufre uno de los investigadores participantes en un proyecto de conservación. Me parece imposible reunir de modo inocente en un solo párrafo tal cantidad de disparates, pero independientemente de la intencionalidad del periodista, este artículo es un buen ejemplo del tratamiento que la prensa diaria española da a la conservación de la naturaleza y, todo sea dicho, a cualquier aspecto de la ciencia.

La prueba del crimen (haz click sobre la imagen):

El desmán en la prensa_r

¿Se imaginan que al llegar a la sección de deportes encontrásemos algo parecido a esto?

Leo Messi, el famoso industrial argentino, haciendo gala de la precisión de su drive, embocó doce bolas seguidas en lo que a la postre sería su tercer oscar de la academia.

¿Conservaría su trabajo el responsable de este disparate?

Iconografía desmanera. El desmán de Puisségur

Clément Puisségur firma en 1935 un trabajo sobre el desmán que, tocando todos los palos, pretende cubrir las carencias de la monografía que Eugène Trutat publicó en 1891.

Yo capturaba mis propios desmanes. No como otros. Viene a decir Clément, dando a entender que su revisión es la buena. Lo que no cuenta es que en 1932, cuando andaba peleando con las nasas y dilucidando si ponerles cebo o no, era un recién licencié ès sciences. Así que a su disposición ni becarios ni ayudantes. Le tocaba, por fuerza, meter los pies en el río. Salió ganando él, pudo observar un buen número de desmanes vivos, y salimos ganando todos, ya que en su trabajo no abunda la fantasía con la que se adornan sus predecesores.

Entre las figuras de su artículo destaco esta. En canal. Con su morrillo torcido y todo. Impagable.

Galemys pyrenaicus desman de los Pirineos Pyrenees Puissegur 500