El desmán ibérico

Inicio » conservación » Caudal, caudal… ¿caudal? ¡Sí, caudal!

Caudal, caudal… ¿caudal? ¡Sí, caudal!

El tercer seminario técnico LIFE+ DESMANIA celebrado la pasada semana en Hoyos del Espino (Ávila)  se cerró sin conclusiones (estas, es de suponer, aparecerán en breve). No seré yo quien se atreva a hacer un anticipo, pero una palabra se repitió hasta la saciedad: caudal. Eso sí, seguimos esgrimiendo más opiniones que datos, más intuición que certeza. Al menos al sur de los Pirineos. En Francia intentan contestar viejas preguntas con rigor (académico). Bien por ellos.

Caudal suficiente que permita al río sobrellevar determinados impactos, caudal simulado que nos permite construir modelos de hábitat potencial, caudal exiguo en el que los desmanes se comportan (supuestamente) como barbos, caudal para regar, para beber, para producir electricidad,… Lo importante es el caudal, o no, vaya usted a saber.

A título geográfico se habló de España, de Portugal, de Francia. Estamos cerca de tener una imagen completa del área de distribución actual de la especie, a base de excrementos y sin una metodología común, pero nunca hemos estado tan cerca y hasta se podría decir que, salvo euforias locales inexplicables, empezamos a estar de acuerdo en que el declive del desmán es un fenómeno generalizado. En un 70% estiman los franceses la reducción del área ocupada en su lado de los Pirineos.

De lo mejor de las jornadas, el cómic. Sensibilización clásica, pero de calidad en la forma y en el fondo. Cuando Nino encontró a Nina se titula el cuento. Un lujazo. Dos mil ejemplares se me antojan muy pocos. En este ámbito, el de la difusión, quedó claro que fallamos en la participación social, inédita en el caso del desmán.

Nino_y_Nina

Parece que algo avanzamos, ahora, el ritmo no es el adecuado. El bagaje de resultados es muy pequeño para una situación que calificamos reiteradamente como crítica. Además seguimos sin apostar por la investigación al tiempo que nos quejamos en estos foros de que la gestión de las especies amenazadas está envuelta en un mar de dudas. El programa LIFE no es un instrumento para financiar investigación básica, eso está claro, pero lo que es también evidente es que una y otra vez ponemos el carro delante de los bueyes, planificamos actuaciones a ciegas y así es complicado que las cosas salgan bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: